EDITORIAL: Trump se desespera por ganar

0
39

Por Armando García

Editor y Fundador de Nuestra América Magazine

El presidente Donald Trump, a medida que se acerca el día de las elecciones para reelegirlo, se ve que está desesperado. La crisis de la pandemia del Coronavirus, realmente, será lo que lo hará pasar a la historia , y lo repito de nuevo, como un mandatario que le quedó muy grande el saco de la presidencia.

Trump, no es un estadista, es un racista, que solamente le importa las ganancias económicas para su propio bolsillo y quedar bien con sus similares en el poder económico del país. Una persona que ante su electorado simpatizante, que lo ovaciona, utiliza lenguaje demagógico levantando pasiones patrióticas, con discursos antidemócratas,  adjetivos xenofóbicos contra las minorías tanto nacionales como extranjeras.

Trump, no supo tener una política de control de la pandemia. Bien pudo aceptar las vacunas en el mundo, como el fármaco cubano, que ha salvado vidas en otras partes. Pero como eso no le deja billetes, abandona o deja a la merced de los estados lidiar con la pandemia, ocasionando pugnas entre la federación y gobernadores estatales, en particular lo que no son los de su partido.

Trump, con sus decisiones clasistas y racistas a puesto a prueba los límites de las familias inmigrantes. Casi todas realizan trabajo esencial para la supervivencia de nuestro país. Al igual que millones de estadounidenses, los inmigrantes están perdiendo sus empleos y el acceso a la atención médica, a medida que la pandemia empeora. El Congreso ha excluido a los inmigrantes indocumentados de recibir ayuda económica; aun a pesar de que pagan impuestos como cualquier otra persona

El mandatario, hasta ha dicho que considera posponer la elección del 3 de noviembre, debido a que tiene el temor de que habrá fraude si la gente presenta su sufragio a través del correo. Considero que Trump, esta dando patadas de ahogado, porque si el pueblo vota masivamente, y más en su contra, como lo fue en el 2016, ahora debido a su baja popularidad, no podrá conseguir los votos delegacionales del Colegio Electoral, quien decide quién será el próximo presidente de la nación.

Trump esta actuando como un dictador tercermundista al criticar a los medios que no hablan bien de él y, hasta enviar agentes federales a reprimir a los manifestantes que exigen igualdad y justicia social. Las calles de varias ciudades del país, ya lucen como las calles de los países latinoamericanos bajo dictaduras militares o policiales, donde la ciudadanía se esconde, para evitar ser arrestada, reprimida, evitando así que se violen sus derechos más fundamentales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here